VIP ASIMA - C/ Gremi Fusters 33 oficina 319 07009 - Palma
902204200

Amazon – Matando en nombre de… (Demo)

cabecera-matando-en-nombre-de

Realmente he traducido literalmente este artículo, cuyo título debiera ser en inglés “Killing in the name of…” título de una canción de rock (duro) cuyo estribillo repetitivo y acordes, seguro hemos escuchado todos más de una vez. ¿Por qué este título? Porque justo cuando pensaba el tema sobre el que iba a escribir, sonó en la radio esta canción que encaja perfectamente, lee el artículo y lo comprenderás perfectamente.

En realidad voy a hablar de un pequeño artilugio, del tamaño de un bolígrafo, que puede convertirse en el futuro en el arma destructiva más poderosa que tengamos al alcance de la mano cualquiera de los mortales. El aparentemente inofensivo cacharrito, no es más que un pequeño lector de código de barras, con micrófono incorporado, que se puede usar incluso como llavero. Su nombre es DASH, Amazon DASH (con presentación al estilo del famoso agente con licencia para matar).

 

Amazon-Dash-for-AmazonFresh2

 

En su funcionalidad es dónde realmente radica su peligro. El DASH, fabricado por AMAZON y actualmente en pruebas de funcionamiento en EEUU, sirve para que el usuario, cuando ve algún producto que le interesa o necesita, lea el código de barras del artículo en cuestión o bien, si no lo encuentra o no lo lee correctamente, describa, con una nota de voz, el producto (nombre y fabricante, por ejemplo) y automáticamente el aparato envía la información al fabricante (AMAZON, como hemos señalado) y te facilita el precio al cuál lo puedes conseguir en su tienda on line, así como el plazo en que lo puedes tener en tu casa. Luego, como está conectado con tu cuenta de AMAZON, basta que lo valides ¡¡y ya está!! ¡¡compra realizada!!.

personas-que-compraron-por-internet

Fácil, rápido y por supuesto, novedoso… El DASH sí lo es ¿pero el concepto en sí, lo es? Yo creo que no, pensemos un poco y miremos nuestros propios negocios y comercios: ¿Cuántos clientes comparan precios de nuestros artículos en internet? ¿Cuántos de vosotros habéis visto clientes en la tienda haciendo fotos de determinados artículos y yéndose después sin comprar (fenómeno mucho más extendido de lo que nos pensamos a tenor de las cifras, no oficiales, claro está, que pululan en la red). Y en cuanto a la realización de compras on line, basta mirar las cifras del INE de 2013 con respecto a ello (ver imagen)

A esta facilidad, rapidez y comodidad para el usuario, le unimos quién está detrás de él. Ni más ni menos que el gigante AMAZON: fiable, seguro, fidelizador y además… ¡¡BARATO!!

AMAZON, donde quién más quién menos habrá comprado algo alguna vez, funciona realmente bien y su sistema de postventa es igual de bueno. La experiencia de compra que provee en su web es probablemente sin ninguna duda la mejor y más completa. No es casualidad, si bien sus precios son realmente buenos, no es eso lo que más destacaría, es toda la inteligencia artificial que hay detrás de AMAZON, muchísimo trabajo y muy complicado de replicar para cualquier negocio similar. Su tecnología basada en sofisticados algoritmos que le otorgan información de cómo ofrecer los productos para que se vendan de forma óptima, la comodidad y facilidad para el usuario, etc, etc, etc… créanme, no es replicable (si no es con una cifra de inversión astronómica). Por eso es quién es y ocupa el liderazgo mundial en este aspecto.

Si a todo ello le unimos que cada vez va incorporando más sectores a su negocio y cómo entra en esos sectores para, rápidamente, coger cuota de mercado, tenemos la ecuación cerrada. A tal efecto, recomiendo la lectura del siguiente artículo “AMAZON, la plaga que arrasará el planeta” de S. McCoy que ya recomendé a través de las redes sociales: bit.ly/1gEyoHz

Actualmente, el DASH está en fase de prueba, ha entrado en funcionamiento en EEUU en una región limitada y para el sector de alimentación. Lo cual tiene un desafío logístico en la distribución considerable y parece que AMAZON lo ha solventado con nota. Está teniendo mucho éxito y, como se puede ver, ya se insinúa su uso para otros sectores. Veremos si dentro de un tiempo consigue arraigarse y, como en otras ocasiones, supera los obstáculos que evidentemente las Asociaciones Empresariales pondrán sobre la mesa. El problema es que a los fabricantes, por supuesto, ya les va bien la medida obviamente y siempre es el último eslabón de la cadena de distribución el que sufre las consecuencias debiendo defenderse y luego adaptarse.

Aquí tienes el enlace comercial para verlo en funcionamiento: http://youtu.be/aFYs9zqYpdM

Creo que queda perfectamente claro que, si al final esto tiene luz verde, el golpe al tejido empresarial comercial será enorme. Ante tal competencia ¿cómo actuar? Creo que quedan claras por lo menos tres vías posibles a tener en cuenta para potenciar nuestra diferenciación de cara al usuario final:

  • Resaltar y reforzarar el valor añadido que ofrece nuestro comercio
  • Fidelización
  • Incrementar y potenciar las dos anteriores con apoyo en la tecnología (desde las redes sociales, pasando por la web hasta los sistemas informáticos back office que utilizo en mi negocio, sí o sí, han de contemplar herramientas de fidelización)

Si bien el primero en dar el golpe ha sido AMAZON, podemos replicar la idea, si finalmente sale adelante, a cualquier otra empresa de similares características y potencial. Hoy por hoy, los gigantes asiáticos que cada vez más se abren al mercado occidental (Alibaba, por ejemplo).

No es la única amenaza en este aspecto ¿Os imagináis otro gigante, ya en el mercado, con aplicaciones que sirvan para hacer lo mismo, pero a través de unas simples gafas?… Por supuesto me refiero a las Google Glass.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.